viernes, 17 de noviembre de 2017

APOYAMOS LA POSTURA DE EVO CONTRA EL IMPERIALISMO

17-11-17
N. No. 459
APOYAMOS LA POSTURA DE EVO CONTRA EL IMPERIALISMO
Con motivo de la conclusión de la gestión diplomática del Encargado de Negocios de la Embajada de los EE UU, señor Peter Brenan, Evo Morales ha prevenido al nuevo funcionario diplomático, el señor Bruce Williamson,   que debe sujetarse estrictamente a sus funciones diplomáticas y no interferir ni realizar actividades injerencistas en Bolivia, so pena de ser expulsado inmediatamente del país en caso contrario.
Ayer se ha conocido que el señor Brenan y otros cuatro funcionarios de la embajada han tenido la “amabilidad” de visitar al señor Carlos Mesa, expresidente de la República para “despedirse presentarle a los nuevos funcionarios de la embajada”.
Este hecho que nada tiene que ver con la diplomacia entre los pueblos está mostrando cómo el Imperio manipula a sus lacayos para ordenarles lo que deben hacer y haciendo escarnio de injerencismo, “visita” personalmente y en comitiva a un politiquero opositor para “despedirse” y “presentarle” a los nuevos funcionarios como si Mesa fuera el futuro presidente del Estado Plurinacional. ¡Una verdadera vergüenza que ofende a la dignidad nacional! Mesa habla como borrego de “espionaje” cuando la tal visita fue pública.
Una prueba más de la postura intervencionista del Imperio y de la dignidad con la que nuestro gobierno aplica su política internacional revolucionaria que es aplaudida y apoyada firmemente por nuestro Partido.
Todos los gobiernos de América Latina están obligados a aprender y seguir el ejemplo de Bolivia y de nuestro gobierno a fin de que el Imperio Maldito respete nuestra soberanía, nuestra independencia y nuestra autodeterminación.
Bolivia ha dejado de ser el “patio trasero” del Imperio hace más de diez años y jamás volverá a repetir esa indigna posición a la que se someten otros gobiernos que suplican volver o permanecer en calidad de borregos.
Hacemos conocer nuestra entera satisfacción por poner las cosas como deben ser.

PCmlm.

jueves, 16 de noviembre de 2017

A CATORCE AÑOS DEL OCTUBRE ROJO

17-10-17
N. No.
A CATORCE AÑOS DEL OCTUBRE ROJO
Conmemoramos el aniversario número 14 de la Gran Insurrección desarmada del heroico pueblo alteño.
Un día como el de hoy, los sectores populares, los movimientos sociales y la Universidad Pública el Alto, se levantaron victoriosamente para poner en fuga al representante típico de la reacción nativa e internacional, el oligarca Gonzalo Sánchez Lozada.
Sin lugar a dudas, fue la UPEA alteña la que incendió la pradera con sus movilizaciones revolucionarias y que se tradujeron en acciones anti-neoliberales. La exigencia de autonomía para la Universidad, se fue transformando en una insurrección que finalmente fue asumida por toda la población.
El 17 de octubre es ya una fecha histórica como el comienzo de una nueva época en la que la participación protagónica de la Bolivia profunda hizo su aparición victoriosa.
Con inmenso entusiasmo revolucionario, saludamos esta fecha con la promesa de seguir adelante en la transformación del proceso de cambio por un proceso verdaderamente revolucionario.
¡Gloria al 17 de octubre de 2013!

PCmlm

CIENTO CINCUENTA AÑOS DE “EL CAPITAL” DE KARL MARX

16-11-17
Jnt. No. 401
CIENTO CINCUENTA AÑOS DE
“EL CAPITAL” DE KARL MARX
Se han cumplido un siglo y medio de la aparición del primer tomo de la obra cumbre del pensador más grande de los dos milenios transcurridos de nuestra era: “El capital de KARL MARX.
En el pensamiento corriente, este gran pensador es calificado como un filósofo, otras veces como un economista y finalmente también como un historiador, es decir siempre se ha tratado de encasillar el pensamiento de  Marx en los esquemas académicos tradicionales, cuando en realidad de verdad, Marx había desbordado ampliamente esos esquemas falsamente académicos.
Marx, iniciándose como un pensador de alto vuelo, inició sus afanes influenciado por la filosofía alemana en boga, es decir con el hegelianismo. Sin embargo, muy pronto comprendió: “Y cuando en la primavera de 1845, se estableció (Engels) también en Bruselas, acordamos contrastar conjuntamente nuestro punto de vista con el ideológico de la filosofía alemana; en realidad liquidar cuentas con nuestra conciencia filosófica anterior(1), comenzando así esa gigantesca obra que será la radiografía del modo de producción humano más importante y depredador de la historia universal: el capitalismo.
Esta ruptura radical de su pensamiento lo llevó a interesarse por la economía conocida de Adam Smith y David Ricardo. Fue entonces que ya en Inglaterra (1848) se enclaustró en la Biblioteca más grande del mundo, la del Museo Británico, para analizar el nacimiento y desarrollo de ese modo productivo que fue la esencia de sus análisis críticos. Inicialmente pensó que podría comprender el “problema económico” en unas cuantas semanas, no fue así, esa titánica obra le consumió todos los años restantes de su vida. El resultado último no pudo ser alcanzado por su muerte en 1883. cuando comenzaba el análisis de las clases sociales en el capitalismo en el Tercer tomo, se había consumido su vida. Fue Engels el encargado inclusive de la publicación de segundo y tercer tomos.
En el primer prólogo de Marx al primer tomo, se dice como un resumen apretado de sus estudios:
“Los países   industrialmente más desarrollados no hacen más que poner delante de los países menos progresivos el espejo de su propio porvenir”. (2)
Puede verse entonces que Marx, por entonces, era todavía tributario de una periodificación mecánica, lineal e igualitaria de la historia, lejos, muy lejos todavía, de su concepción madura del desarrollo desigual de las formaciones sociales, teoría a la que llegaría con los famosos Grundrisse, donde refiriéndose a su nuevo método científico creado originalmente por él, define lo concreto: “Lo concreto es concreto porque es la síntesis de múltiples determinaciones, por lo tanto, unidad de los diverso. Aparece en el pensamiento como proceso de síntesis, como resultado, no como punto de partida, aunque sea el verdadero punto de partida… la totalidad concreta, como totalidad del pensamiento., como un concreto del pensamiento” (3).
El primer tomo se refiere principalmente a la teoría de la mercancía en la que proclama que el mundo capitalista está dominado por este elemento fundamental, la universalización de la mercancía, es decir que, en el capitalismo todo se convierte en mercancía.
Seguidamente propone el estudio de la teoría del valor, partiendo de los análisis de Smith y Ricardo que ya habían señalado que el valor de las mercancías se determina por el volumen de fuerza de trabajo necesario para producir la mercancía, empero el análisis de Marx se extiende la consideración de dicho volumen como fuerza de trabajo social es decir un término medio de  los tiempos de producción dependiendo del desarrollo de las fuerzas productivas avanzadas  o retrasadas.
En ese sentido, es importante comprender que sus investigaciones en el Museo, lo llevaron también al estudio y conocimiento de las formas productivas anteriores al capitalismo, el pre-capitalismo.
Los informes de los gobernadores británicos de Bengala y Ceylán son los fundamentales en su compresión de aquel mito de la parálisis y la quietud del desarrollo en el Asia que proviene de Hegel y sus “conocimientos” que son pura especulación idealista de China y la India. Entonces comprendió que la historia de la humanidad no se circunscribe a la historia de la Europa occidental y a la Filosofía de la Historia de Hegel (4), de donde arranca el falso esquema periodificado sacralizado por Engels y seguido por Stalin.
Al “descubrir” el viejo y milenario continente asiático con sus naciones y pueblos ancestrales y continentales como China y la India, Marx inició la verdadera comprensión del desarrollo desigual de las formaciones sociales, rechazando ya definitivamente el esquema periodificado como la progresión lineal e idealista de las formas productivas en el curso de la historia.
Esta verdadera revolución progresiva de su pensamiento se completaría con las lecturas de los etnólogos británicos como Lewis Henry Morgan (La sociedad primitiva), Sir John Budd Phear (Aryan Village), Sir Henry Sumner Maine (Instituciones primitivas) y Sir John Lubbock (El origen de la civilización), en los conocidos actualmente “Apuntes Etnológicos” (5) donde aparece el poco conocido “Modo de producción asiático” y su condensación teórica actual del Modo Tributario de producción (6).
Este desarrollo del pensamiento genial del gran escritor, dará como resultado la constitución de la verdadera y auténtica concepción materialista histórico-dialéctica de la historia que pudo recién ser completada en nuestros tiempos cuando la tenemos como arma teórico-ideológica más avanzada para conseguir una ruta directa a la liberación del género humano de las concepciones idealistas y su dominio en la ciencia y el pensamiento científico.
Al recordar los ciento cincuenta años de la aparición en público de la obra más importante del conocimiento humano, rendimos nuestro homenaje de gratitud a ese gran pensador que fue Karl Marx.
Notas.
1.     Marx, Karl. Prólogo a la Contribución a la Crítica de la Economía política.
2.     Marx. El capital, Tomo I.
3.     Los Grundrisse. Volumen I. Pág.. 21.
4.     Hegel, Fredrick. La Filosofía de la Historia.
5.     Marx, Karl. Apuntes etnológicos.
6.     Amin, Samir. El Desarrollo Desigual de las Formaciones Sociales.